Inicio Moda Conmovedora historia de vida de la asesora de imagen Noe Oliva

Conmovedora historia de vida de la asesora de imagen Noe Oliva

22
0

Tiene 46 años, es asesora de imagen, personal shopper y productora de moda desde hace 11. Merced a la ciencia, los médicos y a su tenacidad pudo sobrevivir al cáncer de cuello de útero, el tumor más frecuente entre las mujeres, luego del cáncer de mama y el colorrectal. Sin dejar su profesión, también brinda ayuda, acompañamiento, abrazos y contención a adolescentes, jóvenes y adultas que están transitando por su experiencia. Creó el IG @oncoimage_workinprogress

Al igual que numerosas mujeres reales o afamadas, como Chenoa (cantante argentina, naturalizada española que trascendió en esa península por su participación en el programa Operación Triunfo), Noe Oliva, una destacada asesora de imagen, personal shopper y productora de moda de 46 años es sobreviviente del cáncer de cuello de útero, más conocido como cérvix.

A más de dos años de recibir la noticia del diagnóstico, la oriunda de la ciudad de La Plata decidió unir su profesión con la dura vivencia y transformarse en consejera personalizada en imagen oncológica. “Quiero brindar ayuda, acompañamiento, abrazos y, sobre todo, la contención que las mujeres necesitamos. Y me incluyo, en el antes, cuando uno se entera y viene el cimbronazo. Así mismo, como en el durante y en el después. Porque suceden muchas cosas. Internas, ni hablar; externas, también. En relación a uno mismo, primero; a la sociedad, a los amigos y a la familia, después. Lo digo porque todo eso lo viví”, afirma.

Entusiasmada con la iniciativa solidaria, Noe siente que es el momento de aportar los conocimientos y experiencias adquiridas. “Agradezco haber tenido esta formación que tengo. Porque me ayudó a conocerme con todo lo nuevo que me estaba pasando. Nunca dejé de verme al espejo. Acompañé los cambios que me iban sucediendo en el cuerpo. Y con mi actitud acompañé a la gente que me rodeaba. Porque tampoco es fácil. No saben cómo relacionarse. Por eso, me parece que esta es una manera de iniciar este camino. Es una manera de devolver a las mujeres, todo el cariño, la ayuda y el empuje que recibí de gente conocida y desconocida”, destaca la mentora del IG @oncoimage_workinprogress

Mirá también  Charla gratuita organizada por Nutribaby

El pequeño pero confortable atelier poblado de prendas importadas y exclusivas para mujeres reales, que Oliva ofrece en alquiler para fiestas o eventos especiales desde hace 11 años, es un espacio en donde la clientela exterioriza sus problemas oncológicos, sobre todo, cuando ella cuenta que es una sobreviviente. “Tengo clientas, que, a veces no lo cuentan abiertamente y otras sí. La mayoría han tenido cáncer de mama. Algunas, con algún faltante de esa parte del cuerpo. Entonces, debo asesorarlas en base a eso. Sugerirles prendas que disimulan, rellenen o desdibujan la parte mamaria, porque es lo que les falta a esas clientas. ¿Qué pasa cuando estoy frente a las clientas? Percibo que se sienten acompañadas. No solo desde la imagen o de la proyección de la imagen, sino desde la empatía de saber lo que les está sucediendo”, comenta la actual vecina de Olivos.

Mientras ingresan y salen del probador, las clientas tienen mucho feedback con Oliva. “Primero, les cuesta creer por el proceso que estoy pasando. Ahí surge el inmediato abrazo y los consejos: ‘chicas no dejen de verse, no se desconozcan, tóquense, mírense, reconózcanse, en todo esto nuevo que está pasando’. Es la única manera. Nosotras tenemos que cuidarnos, más allá de nuestro médico y la ciencia, por supuesto. Pero debemos hacerlo con actitud positiva. De que todo va a estar bien, que va a pasar, que es una enseñanza. Realmente es una enseñanza y que hay una nueva oportunidad. ¿Cómo canalizás lo que te pasa? Fijate, yo encontré el para qué. Para poder ayudar a las demás”, asegura Noe presentando a Oli, un chihuahua de siete años y estrella máxima del atelier, sito en el barrio porteño Villa Urquiza.

Mirá también  Los accesorios de esta temporada

Según estadísticas, en la Argentina, el cáncer de útero o cérvix, enfermedad que  causó la muerte de Sofía Sarkany a los 31 años, es el tumor más frecuente entre las mujeres, luego del cáncer de mama y el colorrectal. Es por ello, que los ginecólogos solicitan que todas aquellas que tenga entre 25 y 65 años, o bien a partir del tercer año de iniciadas las relaciones sexuales, se deben realizar el Papanicolau, cada doce meses. “El cuerpo siempre te avisa o te da señales. De lo bueno, de lo malo, de lo más o menos. Una tiene que aprender a conocer su cuerpo y escuchar esos avisos”, afirma Noe destacando la concientización que se realiza cada 26 de marzo, Día Mundial de la Prevención del cáncer de Cuello Uterino.

Si bien rara vez este tipo de cáncer se desarrolla en mujeres menores de 20 años, la consejera en imagen oncológica está dispuesta a tender una mano solidaria a las adolescentes, jóvenes y adultas que la necesitan. “Apunto a brindar ayuda a mujeres que tienen desarrolladas la parte cognitiva. A todas aquellas que realmente entienden lo que les está sucediendo. No solo a mujeres, sino a sus familias, porque es un todo”, concluye Noe Oliva.

Dejar una respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí