Inicio Vida Sana Cómo alimentarnos en vacaciones

Cómo alimentarnos en vacaciones

411
0

Llegan las vacaciones de verano y con ellas una inmensa felicidad de poder escaparnos unos días de la rutina. Así como cambiamos de lugar, de horarios, de actividades, es muy probable que la forma de alimentarnos también sea distinta.

Ahora bien, no por el hecho de que sean vacaciones, vamos a elegir el camino del desborde porque sería una justificación errónea. Como todo en la vida, lo mejor es el E-QUI-LI-BRIO.

A continuación, dos nutricionistas nos brindan consejos y nos hacen pensar, ¿qué pasaría si el desayuno, almuerzo y merienda fuera liviano y ordenado, pero en la cena eligiéramos un plato no tan saludable?

Agustina Murcho de @nutricion.ag, explica que durante las vacaciones lo mejor es consumir frutas y verduras y, en la medida de lo posible, evitar las comidas altas en grasas y azúcares. También sabemos que en los momentos de relax aparecen propuestas tentadoras, pero no hay que alarmarse.

Mirá también  Nuevo Set Hydra Sparkling de Givenchy

Por ejemplo, si a la noche organizamos reunión con amigos y sabemos que va a haber picada, asado y postres, en el almuerzo podemos pedir un plato más liviano. Lo primordial es la armonía y no dejar de comer.

Según Daniela Natale, nutricionista especializada en obesidad, durante las vacaciones uno se relaja y come diferente. A pesar de esto es importante no perder el control y registrar que comemos y cuánto.

Lo principal es no saltear comidas y mantener un orden. Hidratarse familia, amigos y aprovechar cada momento. Sumar actividades como nadar, caminar por la playa, jugar a la pelota, también es una buena idea.

Sabemos que en las vacaciones uno come distinto, pero la clave es medir las porciones, tratar de moverse y no ir con la mentalidad de «como estoy de vacaciones me puedo comer todo».

Mirá también  En verano, cuidá tu piel del sol

Es disfrutar de lo que hay, medido y hacer el ejercicio que se pueda. Y si se vuelve con unos kilos de más, tampoco atormentarse. Se retoma con la rutina y el cuerpo se acomoda.

Según Agustina Murcho, no podemos estar presos del cuerpo y la balanza. No sirve y hace que vivamos obsesionados sin darnos lugar al disfrute.

 

Dejar una respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí