Inicio Vida Sana Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca

Alergia a la Proteína de la Leche de Vaca

25
0

– Se estima que afecta en la Argentina a más de 150 mil niños menores de 5 años.

– Produce síntomas leves como vómitos, cólicos, erupciones cutáneas, diarrea, moco y sangrado en materia fecal, hasta cuadros graves con riesgo de vida como la anafilaxia.

– Su tratamiento se inicia con un correcto diagnóstico y realizando una ‘dieta de exclusión’ de la proteína de la leche de vaca, que consiste en que la mamá que amamanta no consuma ningún producto lácteo o derivados que contengan la proteína en su composición.

– Para aquellos casos en los que no es viable mantener la lactancia, es posible reemplazarla por ‘formulas infantiles especiales’ indicadas por el pediatra o el especialista médico Alergólogo o Gastroenterólogo.

OPINION DE UNA ESPECIALISTA

 

“Las alergias alimentarias son un grupo de enfermedades alérgicas que se producen a partir de una reacción inmunológica frente a la ingesta de un alimento contra las proteínas de los alimentos; se repiten cada vez que se ingiere el alimento y han cobrado más importancia debido a su drástico aumento en los últimos años, con mayor relevancia en niños, considerándose ‘la segunda oleada’ de la epidemia alérgica, impactando en la calidad de vida del paciente y su familia, lo que la posiciona como un verdadero problema de salud pública”, sostuvo la Dra. Karina López, pediatra especialista en Alergia e Inmunología Infantil, Directora del Comité de Alergia Alimentaria y Anafilaxia de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica (AAAeIC)

“La APLV es una condición benigna y transitoria y se resuelve cerca de los 3 años de edad en la mayoría de los niños; un pequeño porcentaje de pacientes no logra la tolerancia. Para su atención, se requiere un trabajo grupal del que participan el propio paciente, su familia, el médico y el equipo de salud, el resto de la comunidad, la escuela y los docentes”, consignó la Dra. López.

Mirá también  Cuidá tu corazón en estas fiestas

“Entre las acciones para prevenir las alergias alimentarias, en general se recomienda fomentar a la madre una dieta variada y saludable sin restricción de alimentos alergénicos durante el embarazo o la lactancia, evitar el humo del tabaco durante el embarazo, favorecer el parto vaginal, promover la lactancia materna exclusiva los primeros 4 a 6 meses, y sostenerla aún si hay necesidad de fórmulas especiales o al introducir los alimentos complementarios independientes del riesgo de alergia. Sin embargo, en las situaciones especiales como las descritas para APLV, serán el equipo integrado por el pediatra, alergólogo y gastroenterólogo quien guiará a la madre y al paciente en este camino”, concluyó la Dra. Karina López.

Dejar una respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí