Inicio Espectáculos «AJ and the Queen» por Netflix

«AJ and the Queen» por Netflix

286
0

Netflix estrenó el 10 de enero de 2020, la primer temporada de «AJ and the Queen» con el famoso transformista RuPaul y la pequeña de 11 años Izzy G. La serie creada, escrita y producida por el mismo RuPaul y Michael Patrick King, productor y director  de «Sex and the City».

El envío tiene 10 capítulos y cuenta la historia de la Drag Queen (Ruby Red) que en su carrera como artista en New York logra ahorrar en base a su trabajo, el dinero suficiente para independizarse del oscuro lugar donde trabaja y era además explotada laboralmente, como a otras «drag» que actuaban allí.

Pero la pobre Ruby – en pareja hace 7 meses con un latino bien parecido – es estafada y tiene que volver a la ruta en su casa rodante y producir los shows que hacía cuando recién comenzaba en su carrera,  en medio de sus espectaculares trajes y pelucas, con el agregado de una polizón, la pequeña AJ, hosca y malhumorada como pocas.

Mirá también  "El Ángel", camino a los Goya y a los Oscar

«AJ…. » es un tanto fantasiosa, y en algunos momentos el argumento se cae, pero aún así, es mágica. Porque RuPaul o Ruby Red te transporta con su arte a los tiempos de los musicales de los 80’s como «Grease» o a los clásicos del cine con Judy Garland. Su espectacularidad tanto en su porte escénico, como en su vestuario y maquillaje, son realmente fascinantes, sumada al acompañamiento de sus coprotagonistas.

Un párrafo aparte es el descubrimiento de la niña Izzy G. Sus padres pertenecen al medio del cine y la TV, y ella es todo un hallazgo, por su naturalidad al componer a un personaje tan complejo, como es el de una niña solitaria y abandonada por su madre, que además es prostituta y drogadicta, es mucho sí, en AJ and the Queen,  todo es mucho y más…

Mirá también  George Clooney recibe un premio de la AFI

Quizás la serie esté plagada de lugares comunes, es cierto, pero logra entretener y eso es mucho para estos tiempos, y quien puede decir que esto no es un valor en sí mismo.

Es una buena elección para pasar una buena velada, dejar de pensar un poco en la vida cotidiana, cantar a viva voz y entrar por un momento a un mundo de completa fantasía.

Dejar una respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí