Inicio Vida Sana Cómo preservar la piel y el pelo en invierno

Cómo preservar la piel y el pelo en invierno

218
0

En esta época del año, se suele restar importancia a los cuidados que debemos tener al exponernos al frío, a pesar que el sol incida menos en la temperatura y haga más frío, “los rayos UVA y UVB son igualmente nocivos como en verano.

El viento y el frío pueden perjudicar la piel, sobre todo en el caso de las pieles más finas y sensibles» asegura María Belén Bazante, Directora Técnica de Natura Siberica Argentina (MN 16799).

Y agrega, “la piel cuenta con mecanismos de defensa, como las glándulas sebáceas, que secretan aceites naturales, la mantienen fresca, tersa y suave.  A diferencia de la piel grasa, la piel seca es más fina y, por lo tanto, mucho más sensible al frío y a los cambios bruscos de temperatura. Las cremas hidratantes para el rostro y el resto del cuerpo, ayudan y potencian la protección propia del organismo”.

piel
cómo proteger la piel de las bajas temperaturas

El rostro, los labios son los más expuestos a los cambios de temperatura. En el caso de los labios, “se trata de una de las zonas más delicadas del cuerpo porque la piel que los contiene es más frágil, fina y no posee melanina, por lo que es necesario ser cuidadosos al exponerlos al frío. La humedad natural de los labios tiende a evaporarse dejándolos mucho más secos y quebradizos de lo normal”, explica la especialista.

Las bajas temperaturas, el viento, la lluvia y la humedad también pueden afectar al pelo y modificar su estructura capilar. En este sentido, Bazante asegura que “el pelo suele perder su luminosidad, fuerza, tiende a encresparse y resecarse. Las personas que tengan más pelo, tendrán una mayor protección natural para combatir las bajas temperaturas, pero deben mantenerlo sano ante las adversidades del clima”.

Mirá también  18 de Octubre: Día mundial de la menopausia

En ocasiones, la exposición a elevadas temperaturas y ambientes secos por el abuso de la calefacción suelen resecar el cutis y promueven el surgimiento de irritaciones porque la piel se vuelve mucho más sensible.

 

“Una piel bien hidratada, es fundamental para mantener la barrera física intacta y saludable. La hidratación es especialmente importante en invierno, también en regiones con climas secos y ventosos, si se realizan ejercicios al aire libre, o bien cuando nos encontramos con una piel seca y que se escama fácilmente por el bajo nivel de agua”, aclara la Directora Técnica de Natura Siberica Argentina. A la hora de seleccionar nuestros productos cosméticos, deberemos evaluar que éstos sean humectantes, emolientes e hidratantes para obtener a una correcta HIDRATACION de la piel.

invierno
múltiples factores afectan el cabello, la piel y los labios en invierno

 

1-HUMECTANTE: Estos activos controlan la pérdida de agua contenida en nuestra piel, al formar una capa protectora (filmógenos).

2- HIDRATANTES: Evitan la deshidratación ayudando a incorporar agua.

3- EMOLIENTES: Suavizan y mejoran la textura y por lo tanto le brindan mejor apariencia. Un buen emoliente disminuye signos de sequedad, mejora flexibilidad y logra un correcto esparcimiento.

 

TIPS PARA CUIDAR NUESTRA PIEL Y PELO A PESAR DE LAS BAJAS TEMPERATURAS:

– Es importante considerar que la piel no sólo se protege cubriéndola del frío, también necesita precisa lípidos, esto es, cremas con componentes grasos, mejor si son naturales.

Proteger la piel del sol. Aplicar diariamente un buen protector solar que bloquee las radiaciones UV para evitar el envejecimiento de la piel, las arrugas, las manchas e incluso prevenir la posibilidad de un cáncer de piel.

Hidratar las manos. Por su exposición, las manos sufren mucho durante el invierno, a la vez que los frecuentes lavados y el recurrente uso de alcohol en gel, pueden irritarlas. Se tornan, ásperas incluso agrietarse. Una hidratación profunda y el uso de guantes para el frío resultan necesarios para prevenir el daño.

Mirá también  Novedad: gel de ducha de Natura Sibérica

Cuidar los labios. Es recomendable exfoliarlos una o dos veces a la semana, por la noche, y durante el día usar un protector labial con vitaminas, antioxidantes, mejor si tiene filtro solar.

Nutrir y cuidar tu pelo: Utilizar aceites capilares o mascarillas nutritivas durante la noche. En cuanto al shampoo y acondicionador, es preferible que sean naturales porque son más suaves, no tan agresivos y mantienen la protección lipídica del pelo, y permiten hacerle frente a las bajas temperaturas. El secador de pelo sólo utilizarlo a una distancia considerada para que no dañe el cuero cabelludo. En el caso del cepillado, utilizar un cepillo de fibras naturales.

Evitar bañarse con agua muy caliente, los productos cosméticos agresivos, la fricción intensa, el lavado muy frecuente de manos y cara.

Es fundamental, una buena alimentación. La dieta diaria debe contener: abundante y variada cantidad de fruta fresca, verduras y granos enteros que ayudarán a mantener la piel en buenas condiciones durante todo el año.

Consumir al menos 2 litros de agua por día. Si bien en invierno disminuimos la ingesta de agua, es indispensable mantener el organismo hidratado.

Asesoró: María Belén Bazante, Directora Técnica de Natura Siberica Argentina, MN 16799.

www.naturasiberica.com.ar

Dejar una respuesta

Por favor ingresa tu comentario
Por favor ingresa tu nombre aquí